Web Oficial
Blog Mi reserva
Casa Lorenzo  header
Home > Turismo de naturaleza en Castilla-La Mancha

Turismo de naturaleza en Castilla-La Mancha
Casa Lorenzo

Castilla - La Mancha es una comunidad con una gran riqueza natural y paisajística, perfecta para el turismo de naturaleza y muy alejada del tópico de la España seca y polvorienta que suele asociarse.

Cuenta en su haber con dos parques nacionales y con múltiples parques y reservas de fauna que harán las delicias de cualquier amante de la naturaleza, y con varias rutas de senderismo que los recorren.

Por tanto, para cualquier amante de la naturaleza, o para completar las visitas culturales que ofrece la comunidad, os presentamos algunos de los más bellos parajes de Castilla.

Las Tablas de Daimiel



El humedal de las Tablas de Daimiel, en la provincia de Ciudad Real, Parque Nacional desde 1973 y Reserva de la Biosfera desde 1981, es el último ejemplo que queda de un ecosistema llamado tablas fluviales. Este tipo de ecosistemas han ido desapareciendo con el aumento de la densidad de población, que ha minimizado las crecidas de los ríos.

En Las Tablas se pueden observar bosques de encina y otras especies típicas del interior peninsular, pero también multitud de algas y plantas acuáticas, además de una rica fauna, especialmente aves acuáticas. Cabañeros



El Parque Nacional de Cabañeros ocupa una extensión de 42.000 hectáreas entre las provincias de Toledo y Ciudad Real. Aunque la zona en que se encuentra es de clima mediterráneo, lo accidentado del terreno permite que en su interior encontremos desde típicos bosques mediterráneos, con encinas, robles y alcornoques, a bosques atlánticos de hoja perenne. En cuanto a la fauna, el animal que predomina es el ciervo, que se puede observar durante todo el año. Para ello, se ofrecen visitas guiadas en 4x4 y a caballo, perfectas para familias.

Parque Natural del Alto Tajo



El Parque Natural del Alto Tajo comprende un área enorme, de más de 100.000 hectáreas, que se extiende por 44 localidades de Castilla-La Mancha. Su gran extensión permite que dentro de él se observen paisajes muy dispares, con la denominación común de estar marcados por cauces de ríos, barrancos y cañones. Es un destino perfecto para hacer actividades como el submarinismo de baja profundidad, piragüismo y rutas en quad. Su mayor valor son los pinares y los bosques de rivera en los que se puede observar gran cantidad de especies autóctonas, entre ellas muchos tipos de aves rapaces.

Hayedo de Tejera Negra



En el Macizo del Ayllón, al norte de la provincia de Guadalajara, en una zona salpicada por pueblos típicos de la arquitectura negra, encontramos el Hayedo de Tejera Negra, que ocupa los valles de los ríos Lillas y Zarzas. Se trata de un bosque frondoso en el que predominan las hayas y que se mantiene gracias a la humedad que proporciona el microclima de la zona. La visita es especialmente recomendable en otoño, cuando el bosque adquiere una coloración de cuento de hadas.

Lagunas de Ruidera

Finalmente, ningún amante del turismo de naturaleza debería perderse una visita a las Lagunas de Ruidera, un auténtico paraíso que algunos han comparado con los mundialmente famosos lagos de Plitvice, en Croacia. Situadas en Albacete, se trata de un conjunto espectacular de 15 lagunas salpicadas de cascadas, miradores y playas naturales.

Desde el Hotel Casa Lorenzo podrás visitar todos estos lugares fácilmente, ya que están a un radio de pocos kilómetros. ¡Reserva ya tu escapada!